Inicio 9 Soluciones constructivas 9 Pavimentos urbanos

Pavimentos urbanos

En este apartado encontrarás información técnica relacionada con este tipo de sistema: desde los productos cerámicos más utilizados en esta aplicación hasta sus usos recomendados, pasando por sus principales características técnicas y métodos de instalación habituales. Descubre toda la información técnica relacionada con este tipo de fachadas.

Última actualización: 22 de abril de 2024
Autores: Laura Vilalta, Javier Mira

Introducción

La elevada durabilidad, fácil mantenimiento y la capacidad de modular sus prestaciones funcionales convierten a los productos cerámicos en una clara opción para su utilización en sistemas constructivos de pavimentación urbana. Aunque tradicionalmente han sido otro tipo de materiales los que han ocupado el protagonismo principal en este tipo de espacios, en los últimos años han surgido soluciones en el campo de las baldosas cerámicas que aportan nuevos valores técnicos, estéticos y funcionales que superan las posibilidades de la mayor parte de productos tradicionales o sustitutivos.

Materiales más utilizados

Gres porcelánicoPiedra natural | Terrazo | Baldosas de hormigón

OAB. Paseo marítimo de Benidorm. Fotografría © Alejo Bagué

Sistema constructivo

Se trata de sistemas que requieren de especial atención a la hora de su prescripción para garantizar el buen resultado y funcionamiento de todo el conjunto de materiales que los conforman. Para tener éxito en la puesta en obra es necesario conocer los principales puntos críticos que pueden influir negativamente en la calidad, durabilidad y acabado del sistema cerámico de pavimentación urbana. En este tipo de pavimentaciones, dada su condición de exteriores, existen requisitos especiales en cuanto a prestaciones mecánicas muy superiores a otro tipo de pavimentos interiores, y condicionantes específicos relativos al proceso de instalación.

Pavimento exterior formado por baldosas cerámicas de gres porcelánico, carga de rotura mínima de 4.500 N según UNE-EN ISO 10545-4, clase de resbaladicidad 3 según el CTE, de dimensión inferior a 400×400 mm y espesor mínimo de 12 mm. Instaladas sobre capa de formación de pendientes mediante la técnica de colocación en capa fina con doble encolado con llana dentada tipo U6 con adhesivo cementoso mejorado con tiempo abierto extendido C2E, según clasificación norma UNE-EN 12004, y rejuntadas con mortero de juntas cementoso con resistencia elevada a la abrasión y absorción de agua reducida CG2WA, según norma UNE-EN 13888, junta de colocación mínima de 6 mm, con juntas perimetrales y juntas de movimiento de 8 mm.

Material de recubrimiento

El gres porcelánico es uno de los materiales cerámicos más habituales para la pavimentación de espacios urbanos. Su muy baja porosidad, que le confiere resistencia a los ciclos de helado, y su alta resistencia mecánica, que le permite absorber las cargas a las que se ven sometidas en estos entornos, hace de las baldosas de gres porcelánico el producto idóneo para su utilización en este tipo de espacios.

Material de agarre

Para su uso como pavimentos urbanos, las baldosas de gres porcelánico se instalan por adherencia. Para ello se utilizan materiales de agarre específicos. Este material de adhesión es el que se utiliza para garantizar la unión entre el material de recubrimiento y el soporte. Para el caso del gres porcelánico, los materiales de agarre recomendados son los adhesivos para baldosas cerámicas, siendo los más habituales en este tipo de aplicación los adhesivos cementosos. 

Regularización

Capa de mortero cuya función es proporcionar planitud y absorber las diferencias de nivel dentro de unas tolerancias compatibles con la técnica de colocación. En el caso de la instalación de baldosas de gres porcelánico en espacios urbanos será imprescindible su utilización.

Barrera al vapor

Es una lámina impermeable (bituminosa, caucho, polietileno, geotextil…) que impide el tránsito del agua en sentido ascendente. Se utiliza en el caso de nivel freático elevado o condensaciones debidas a cambios térmicos, entre otros motivos.

En el caso de la cerámica, cuando el soporte sea una explanada natural y haya riesgo de heladas, toda la bibliografía aconseja la instalación de esta barrera de vapor por debajo de la solera de hormigón. Así mismo, se recomienda su instalación, aunque no exista este riesgo. Cuando el soporte sea forjado esta barrera no será necesaria.

Desolidarización

La función de esta capa consiste en independizar, desde el punto de vista mecánico, dos capas con diferente comportamiento. Habitualmente se recomienda el empleo de una capa de arena lavada o garbancillo sin finos sobre la solera de hormigón para independizar de la capa de nivelación.  No obstante, en la actualidad también existen en el mercado láminas de desolidarización que pueden desarrollar esta función. En este caso, se debe asegurar su compatibilidad con la del adhesivo cementoso a emplear. 

Impermeabilización

Suele consistir en una lámina impermeable (bituminosa, caucho, polietileno, geotextil…), instalada habitualmente sobre la capa de nivelación o pendientes, sobre la que se ejecuta una capa de regularización. Su función es proteger a todos los componentes que forman parte del sistema constructivo de agresiones internas (transporte, deposición y cristalización de sales solubles) y externas (acción destructiva de ciclos de hielo/deshielo en el recubrimiento). En algunos casos, la lámina de impermeabilización puede tener una doble función y servir también de capa de desolidarización. En el caso del material cerámico, toda la bibliografía recomienda disponer una capa de impermeabilización sobre la capa de regulación en zonas con riesgo de helada o con niveles de lluvia elevados.

Solera de hormigón

La práctica profesional indica soleras de hormigón en masa de 20 cm de espesor. Sin embargo, las guías contemplan espesores de 10, 15 o 20 cm y en algunos casos armadas con un mallazo de acero. Dado que esta solera apoya sobre la zahorra o explanada compactadas. En el caso de sistemas de pavimentación urbana instalados sobre un soporte forjado, este componente no es necesario.

Zahorras

Para sistemas cerámicos instalados sobre explanada natural, a veces puede ser necesario la aportación de una base granular formada por zahorras que tendrán que ser compactadas hasta alcanzar la capacidad portante necesaria. Será sobre este terreno compactado sobre el que se ejecutará la correspondiente solera de hormigón.

Soporte

El soporte es el componente de la solución constructiva que se pretende revestir, en el caso de los pavimentos urbanos suelen identificarse dos tipos de soportes habituales: explanadas (conformadas a partir de la eliminación de la capa superior de tierra vegetal y su posterior nivelación y compactación del terreno natural) y forjados (en el caso de sistemas instaldos sobre espacios construidos subterráneos).

Clasificación

Tipos de sistemas cerámicos para pavimentación urbana

Existen una serie de factores que condicionan la definición de esta solución constructiva en entornos urbanos. Uno de ellos son las exigencias mecánicas requeridas para este tipo de pavimentación, ya sea para un tránsito únicamente peatonal o para un tránsito ocasional con vehículos ligeros; o se instale sobre una explanada natural o sobre un forjado.  El otro factor son las condiciones de climatológicas a las que se puede ver expuesto el sistema, sobre todo las relacionadas con los posibles riesgos de heladas en determinadas zonas geográficas.

Sistema sobre explanada natural para tránsito peatonal

Sistema ejecutado sobre solera de hormigón en masa (HM-25), de mínimo 10 cm de espesor, que puede incorporar una capa de regularización entre la solera y el material de recubrimiento.

Sistema sobre explanada natural con tránsito ocasional de vehículos ligeros

Sistema ejecutado sobre solera de hormigón en masa (HM-25), de mínimo 15 cm de espesor, que puede incorporar una capa de regularización entre la solera y el material de recubrimiento.

Usos

Aplicaciones habituales

Los pavimentos urbanos cerámicos son sistemas constructivos aptos para su utilización en la mayoría de las intervenciones urbanas, exceptuando aquellas en las que se te tenga previsto un tráfico de vehículos continuo. Entre sus aplicaciones más habituales encontramos:

  • Plazas y espacios públicos relevantes.
  • Calles peatonales y aceras.
  • Exteriores y accesos de uso terciario

La Errería. Plaza + Parada de autobuses en Vinarós. Fotografría © Milena Villalba

Prestaciones

Especificaciones técnicas

La Guía de la Baldosa Cerámica, editada por el Instituto Valenciano de la Edificación, es un documento aprobado por la Generalitat como Documento Reconocido para la Calidad en la Edificación (DRB 01/11) de carácter no obligatorio. Esta Guía representa probablemente uno de los documentos más completos sobre productos y sistemas cerámicos. En el capítulo 4 de esta Guía se hace una clasificación de las baldosas cerámicas según su uso, una clasificación que recoge las prestaciones mínimas que debe tener cada producto según su destino una vez instalado. En el caso de los pavimentos urbanos, los principales requerimientos se podrían resumir en la siguiente tabla:

Características
Resistencia a la flexión. Aceras, paseos y plazas peatonales, carriles bici.
Resistencia a la flexión. Paso ocasional de coches, vehículos ligeros y motocicletas. Entradas de garajes.
Resistencia al deslizamiento
Resistencia al desgaste
Resistencia al impacto pesado
Absorción de agua
Resistencia a la helada
Resistencia química. Resistencia a ácidos y bases
Resistencia a las manchas
Norma
ISO 10545-4
ISO 10545-4
UNE-EN 12633
UNE 138001 IN
Cahier CSTB 3778
ISO 10545-3
ISO 10545-12
ISO 10545-13
ISO 10545-14
Requerimientos
> 2.000 N
> 4.500 N
Clase 3 | Rd > 45
H6
Resistente
E ≤ 3%
Resistente
≥ Clase LA (baja concentración) ≥ Clase HB (alta concentración)
≥ Clase 3
Seguridad de utilización

Desde el punto de vista de la prescripción de un pavimento, la resistencia al deslizamiento es una de las características técnicas más importantes a tener en cuenta. Desde la entrada en vigor del Documento Básico de Seguridad de Utilización (DB-SUA) del Código Técnico de la Edificación (CTE), donde se definen los requerimientos en cuanto a la resbaladicidad de los suelos en función de su localización, las prestaciones antideslizantes en los pavimentos en zonas exteriores han sido analizadas con gran atención.

A raíz de estas exigencias muchos de los materiales utilizados para la pavimentación urbana han visto aumentada su rugosidad y/o relieves superficiales con el objetivo de adecuarse a la normativa, no obstante, en este camino se han visto afectadas otras características deseables en este tipo de pavimentos, como la ausencia de retención de suciedad o la seguridad y confort al caminar humano. Sin embargo, las baldosas de gres porcelánico diseñadas para su utilización es espacios urbanos exteriores garantizan la clase de resbaladicidad exigida por norma al mismo tiempo que su alta resistencia a la abrasión permite mantener estas características durante más tiempo.

Tipologías de relieves en baldosas cerámicas de 20×20 cm. TAU Cerámica

Accesibilidad

La Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de espacios públicos urbanizados, establece los criterios a seguir para la colocación de pavimentos táctiles.

Existen varios tipos de pavimentos táctiles, entre ellos, los pavimentos guía (formado por bandas longitudinales elevadas que ofrecen una alerta física, indicando las bandas la dirección de la marcha) y los pavimentos de riesgo y advertencia (formado por botones que facilitan la identificación de un riesgo potencial para los peatones y como advertencia para continuar con prudencia). Todas estas tipologías vienen recogidas en un documento de referencia a nivel europeo, CEN/TS 15209:2022, que incluye las especificaciones técnicas de pavimentos táctiles fabricados con hormigón, cerámica y piedra.

A nivel técnico es factible la fabricación de baldosas cerámicas para pavimentos urbanos con los relieves necesarios para cumplir estos estándares, existiendo familias de productos que abarcan todo el abanico de piezas hápticas necesarias para la correcta señalización.

Mantenimiento

Algunos de los materiales para la pavimentación urbana más utilizados en la actualidad ofrecen una alta porosidad superficial que conlleva una mayor tendencia a la retención de la suciedad, que con los medios de limpieza habituales en este tipo de espacios, es de difícil eliminación.

Con el paso del tiempo y el desgaste del pavimento, esta retención de suciedad se ve acentuada, provocando un considerable cambio estético del pavimento instalado y sus consiguientes consecuencias, como por ejemplo, la aparición de diferencias notables entre piezas en caso de reposiciones.

Muchos de estos inconvenientes se ven superados con la utilización de baldosas cerámicas, que en el caso concreto del gres porcelánico y su muy baja porosidad, presentan menores requerimientos de mantenimiento, escasa retención de suciedad y facilidad de limpieza.

 

Análisis del uso de la cerámica en pavimentos urbanos
Gres porcelánico

Tal y como se ha comentado el gres porcelánico es el material cerámico más utilizado en sistemas de pavimentación urbanas. A continuación se muestra un resumen de su comportamiento en este tipo de soluciones constructivas. Este análisis se realiza según criterios ambientales, económicos y prestaciones, teniendo en cuenta todo el ciclo de vida del producto, mediante la herramienta de evaluación de soluciones constructivas de Solconcer:  Más detalles

GWP - Potencial de calentamiento global | ODP - Potencial de agotamiento de la capa de ozono estratosférico | AP - Potencial de acidificación | EP - Potencial de eutrofización | POCP - Potencial de formación de ozono troposférico | ADPE - Potencial de agotamiento de recursos abióticos para recursos no fósiles | ADF - Potencial de agotamiento de recursos abióticos para recursos fósiles

Comparativa

Compara la cerámica con otros materiales

Descubre con la herramienta de evaluación de soluciones constructivas de Solconcer qué tipo de recubrimiento se adapta mejor a tus necesidades. Conoce los impactos ambientales, los costes económicos y las características técnicas asociadas a la elección de un determinado material de recubrimiento, desde pavimentos hasta fachadas, tanto en obra nueva como en rehabilitación.

Inspiración

Proyectos con material cerámico

Paseo Marítimo de Benidorm

by | Feb 22, 2024 | Proyectos | 0 Comments

Paseo marítimo de la Playa de Poniente de Benidorm

Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga

by | Feb 21, 2024 | Proyectos | 0 Comments

Nueva Facultad de Psicología y Logopedia en la Ampliación del Campus de Teatinos de la Universidad de Málaga.

Plaza + Parada de autobuses en Vinaròs

by | Ene 29, 2024 | Proyectos | 0 Comments

Nueva plaza y parada de autobuses junto al Parc de les Caterinetes y el rio del Cervol en el municipio de Vinaròs.

Publica tu proyecto en Solconcer

Si trabajas en tus obras con productos cerámicos, comparte con nosotros los resultados de tu proyecto y lo publicaremos en nuestra plataforma. Buscamos trabajos en los que la cerámica tenga un papel protagonista y desde los que poder compartir todo el conocimiento relacionado con el diseño, elección e instalación del material.

Autores

Laura Vilalta, Javier Mira

Enlaces de interés Bibliografía Referencias

Guía de la baldosa cerámica
IVE. Instituto Valenciano de la Edificación (2019)

Moldear, ensamblar, proyectar: la cerámica en la arquitectura
Armelle Tardiveau y ASCER. Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (2006)

Carnet Profesional Alicatador Solador, Aplicaciones Convencionales
PROALSO. Asociación Profesional de Alicatadores y Soladores (2011)

Ceramic Material Systems in architecture and interior design
Bechthold, Kane, & King. Basel: Birkhäuser (2015)