Inicio 9 Colocación 9 La base del éxito: el diseño y preparación del soporte (parte 2)

La base del éxito: el diseño y preparación del soporte (parte 2)

Este es segundo de dos artículos en los que hablaremos de una de las partes más importantes a la hora de definir un sistema cerámico: el soporte. Ya que, la correcta prescripción de todos los componentes que forman parte de la solución constructiva es la clave del éxito para el buen funcionamiento de toda la solución constructiva.

Última actualización: 22 de abril de 2024
Autores: Matías Martínez

Introducción

Tal y como se comentaba en el artículo anterior, el soporte tiene un papel relevante dentro del sistema cerámico, concediéndole la propia Norma UNE138002 un apartado entero, el capítulo 6. Es en esta parte de la Norma donde se definen y explican los tres aspectos que interactúan en el revestimiento cerámico:

  • La estabilidad del soporte,
  • Las funciones de las capas intermedias,
  • La superficie de colocación.

 

Es en este último punto en el que nos centraremos en esta segunda parte del artículo; ya que la estabilidad del soporte y las funciones de las capas intermedias se han analizado en profundidad con anterioridad.

Condiciones de entrega

La superficie de colocación es la capa que recibe el material de adhesión para adherir las baldosas cerámicas del revestimiento y debe cumplir determinados requisitos.

Para poder realizar una instalación del revestimiento cerámico de forma correcta, se debe evaluar los siguientes aspectos de la superficie de colocación, que pueden condicionar la adherencia, y la selección de la técnica de colocación adecuada para asegurar la durabilidad del revestimiento. Esta información la proporciona el aparatado 6.3 de la Norma UNE138002.

1. Nivelación o aplomado, cota de entrega y planitud

La desviación de planitud de una superficie de colocación se debe medir con una regla rígida de 2 m de longitud en todas direcciones. La regularidad dimensional resultante de esta verificación se puede consultar en la Tabla 6 Tipos de superficie de colocación según la desviación de planitud de la Norma UNE138002.

El tipo de planitud I, es decir una desviación inferior a 3mm, admite una colocación directa mediante adhesivos para cerámica aplicados con llana dentada apropiada. En caso de que la planitud de la superficie de colocación exceda los 3mm, no se debe realizar la colocación con adhesivos sin la ejecución de una capa de regularización previa.

En el caso de colocación de láminas cerámicas, la planitud exigida a la superficie de colocación debe ser más estricta con una desviación máxima de 1,5 mm en regla de 2 m, según lo establecido en el apartado 7.10.5.4.

2. Absorción/succión de agua

Se debe realizar una comprobación de la absorción de agua del soporte, puesto que una superficie excesivamente porosa puede generar una succión importante del agua de los adhesivos, necesaria para la hidratación de los conglomerantes. En ese caso, se debe aplicar una imprimación tapaporos.

Una superficie poco porosa por contra dificulta la materialización del anclaje mecánico del material de adhesión. En este caso, es conveniente aplicar previamente una imprimación puente de adherencia.

3. Textura superficial

La superficie de colocación debe presentar una textura superficial adecuada para la correcta adherencia. Una textura muy rugosa puede requerir una capa de regularización o alisado ejecutada en una sola capa, especialmente para la colocación de grandes formatos o láminas cerámicas.

Por el contrario, una textura muy lisa puede imposibilitar la adherencia mecánica de morteros y adhesivos. En este caso, se debe optar por alguna de estas tres posibilidades: efectuar tratamiento mecánico, aplicar una imprimación puente de adherencia para recibir un adhesivo cementoso compatible o seleccionar adhesivos con adherencia química.

1

Nivelación o aplomado, cota de entrega y planitud.

2

Absorción/succión de agua.

3

Textura superficial.

4. Cohesión superficial

La cohesión superficial es otra variable necesaria para un correcto anclaje del adhesivo que se debe comprobar antes de la instalación. La superficie de colocación debe tener una buena resistencia mecánica a la tracción y, además, las partículas del material deben permanecer firmemente unidas entre sí.

La cohesión superficial se debe comprobar mediante golpeos o rascados con herramientas de obra y la observación visual. Si la superficie presenta baja cohesión se debe sanear con medios mecánicos hasta llegar a la parte consolidada y reparar posteriormente mediante capas de regularización con morteros adecuados. Cuando la cohesión afecta únicamente a una capa externa disgregada o pulverulenta: se debe reparar la superficie con imprimaciones consolidantes.

5. Comportamiento frente al agua/humedad

Se debe seleccionar materiales insensibles al agua en locales con alta presión de vapor (saunas, piscinas terapéuticas, duchas colectivas, etc), aplicar sistemas de impermeabilización, drenaje y barreras de vapor en particiones, techos y otras superficies no impermeabilizadas.

En el caso de locales “húmedos” (vestuarios, cocinas…) de uso colectivo se requieren materiales insensibles al agua, así como sistemas de impermeabilización y evacuación.

Los espacios “húmedos” de uso privado ya son compatibles con elementos constructivos y materiales sensibles al agua y a la humedad si se les protege con impermeabilizaciones líquidas, imprimaciones tapaporos de protección o las membranas en láminas.

6. Compatibilidad química y física

En la superficie de colocación se debe evitar el contacto entre materiales no compatibles químicamente que pueden debilitar la unión adhesiva. La dirección facultativa y el profesional alicatador solador (siguiendo instrucciones de los fabricantes de productos), deben evaluar la compatibilidad química de los adhesivos con:

  • Las impermeabilizaciones líquidas,
  • Los materiales fonoaislantes de baja compresibilidad,
  • Los materiales de las capas de drenaje, desolidarización o impermeabilización,
  • Las imprimaciones tapaporos y cohesionantes respecto a ciertos tipos de adhesivos
  • Los soportes en general.

 

Se debe vigilar también la compatibilidad entre materiales con diferente coeficiente de dilatación térmica lineal que, sometidos a cambios térmicos, provocan roturas de la unión adhesiva por tensiones de cizalladura.

4

Cohesión superficial.

5

Comportamiento frente al agua/humedad.

6

Compatibilidad química y física.

7. Humedad residual del soporte

La superficie de colocación debe estar seca, con un porcentaje máximo en todo el espesor del 3% para recrecidos en base cemento. Una presencia superior de agua en los poros y capilares exteriores de la superficie de colocación puede llegar a impedir la adherencia, provocar eflorescencias o roturas por helada.

8. Presencia de materiales extraños contaminantes

Para finalizar, pero no menos importante es la operación de limpieza y desincrustación de la superficie previa a la colocación para evitar problemas de adherencia y reacciones químicas.

Con esta operación de limpieza, se asegura la retirada de restos de yeso y materiales disgregados de otros oficios, estratos pulverulentos en soleras de hormigón, afloración de aditivos, sales solubles en forma de eflorescencias, restos de ceras, siliconas y otros tratamientos superficiales previos sobre el soporte.

7

Humedad residual del soporte.

8

Presencia de materiales extraños contaminantes.

Conclusiones​

Con el correcto diseño y ejecución de los tres bloques del soporte de colocación se consigue un sistema cerámico que interactúa correctamente entre sus partes para proporcionar las prestaciones mecánicas y funciones que se requiere en cada proyecto y generar la superficie de colocación que necesita del revestimiento cerámico para su durabilidad, calidad dimensional y estética.

Publica tu proyecto en Solconcer

Si trabajas en tus obras con productos cerámicos, comparte con nosotros los resultados de tu proyecto y lo publicaremos en nuestra plataforma. Buscamos trabajos en los que la cerámica tenga un papel protagonista y desde los que poder compartir todo el conocimiento relacionado con el diseño, elección e instalación del material.

Autores

Matías Martínez