Inicio 9 Sostenibilidad 9 Ecoetiquetado de productos cerámicos

Ecoetiquetado de productos cerámicos

Última actualización: 22 de abril de 2024
Autores: Teresa Ros, Silvia Solsona

Introducción

Comunicar los aspectos y los posibles impactos ambientales de los productos ayuda al público objetivo (por ejemplo, inversores, compradores o consumidores) a tomar decisiones sobre la selección y el uso de esos productos. Las ecoetiquetas, en general, definen características ambientales de productos y acreditan el cumplimiento de los criterios definidos. Estos instrumentos de información ambiental pueden ser obligatorios o voluntarios.

Figura 1. Algunos tipos de etiquetado de productos

Sistemas obligatorios

Los sistemas obligatorios vienen regulados por la legislación y están verificados o certificados por terceras partes independientes. Este tipo de marcados pueden contener una valoración ambiental, dependiendo de si expresan un beneficio ambiental respecto a productos equivalentes o si únicamente aportan información ambiental de interés. Todos los grupos de productos que están sujetos a la normativa deben tenerlas.

Figura 2. Etiquetado obligatorio de productos

Sistemas voluntarios

En lo que respecta a los sistemas voluntarios de etiquetado de producto, existen normas internacionales que regulan su desarrollo (familia de normas ISO 14020, 2022), aunque en el mercado existen otros que no siguen norma.

Figura 3. Estructura de la familia de normas ISO 14020, 2022

Según el comité de la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés) los sistemas voluntarios se han clasificado en los siguientes tipos:

  • Ecoetiquetas certificadas.
  • Autodeclaraciones ambientales.
  • Declaración Ambiental de Producto.
  • Comunicaciones de huella.

Ecoetiquetas certificadas

Se conceden al demostrar el cumplimiento de múltiples criterios aplicables a todas las etapas de su ciclo de vida. Estos criterios han sido establecidos por instituciones públicas y/o privadas a nivel regional, nacional o internacional. Tienen por objetivo principal distinguir a los productos que tienen un menor impacto ambiental que los de su misma categoría. Son etiquetas certificadas por una tercera parte independiente y están normalizadas por las normas ISO 14020, 2022; ISO 14024, 2018.

Figura 4. Ecoetiquetas

Ecoetiquetas para baldosas cerámicas
  • Etiqueta Ecológica Europea (EU Ecolabel). Las baldosas cerámicas se encuentran en la categoría de recubrimientos rígidos. (Decisión (UE) 2021/476)
  • El marcado Green Squared®, es una ecoetiqueta certificada de sostenibilidad específica de recubrimientos cerámicos y materiales de instalación (ANSI A138.1, 2012).

Autodeclaraciones ambientales

Son declaraciones libres en las cuales se comunica uno o varios aspectos ambientales de un producto mediante una afirmación, gráfica o símbolo. Se encuentran regulados por la norma (ISO 14021, 2016).

Estas etiquetas no son certificables por una tercera parte independiente, aunque su verificación aumenta su credibilidad. Algunos ejemplos comunes de este tipo de etiquetado son: contenido en reciclado, reciclable, reutilizable, consumo reducido de energía, producto de vida prolongada, etc.

Una autodeclaración ambiental de producto puede ser válida para una o varias referencias comerciales. En este caso, es la empresa la que escoge el alcance y número de productos a los que hacer referencia, siempre y cuando, la declaración sea válida para todos ellos y se especifique claramente.

Figura 5. Auto-declaración ambiental

Autodeclaraciones ambientales para las baldosas cerámicas

Las empresas fabricantes de baldosas cerámicas optan por este tipo de etiquetado especialmente para demostrar el cumplimiento de los criterios de algún atributo, siendo el más común en el sector el contenido en reciclado.

Declaración Ambiental de Producto

Las DAP (EPD, por sus siglas en inglés) proporcionan información ambiental de un producto, o grupo de productos similares, obtenidos a partir de un Análisis de Ciclo de Vida (ACV).

Los requisitos que debe cumplir se definen en la norma (ISO 14025, 2006). Los estudios de ACV deben realizarse de acuerdo con las directrices específicas, acordadas para cada categoría de producto, conocidas como Reglas de Categoría de Producto (en adelante RCP) y son desarrolladas por los programas que administran este tipo de declaraciones ambientales, junto con un panel sectorial.

Las DAPs no emiten juicio de valor y no comunican un mejor comportamiento ambiental y su fundamento se basa en la transparencia. Son declaraciones verificables por auditores acreditados por los programas que las administran, la mayoría de estos programas son organismos privados. Las DAPs sólo son comparables entre sí si pertenecen al mismo programa y se llevan a cabo en el mismo contexto de su aplicación en el edificio.

En el caso de los materiales de la construcción, la norma EN 15804+A2, 2019 de Reglas de Categoría de Producto Básicas para Productos de Construcción, armoniza las RCP específicas de productos, servicios y procesos de construcción, reduciendo (que no eliminando), las posibles discrepancias entre DAPs desarrolladas en diferentes programas.

Figura 6. Declaración ambiental de producto

Declaraciones ambientales de producto en el sector cerámico

El sector español de las baldosas cerámicas ha sido pionero en DAPs. Algunos programas europeos que certifican recubrimientos cerámicos son GlobalEPD; EPDItaly; IBU-EPD; Inies; InternationalEPD®System; DAPcons®.

Tanto ASCER (Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos) como ANFFECC (Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos) tienen sus Declaraciones Ambientales de Producto Sectoriales.

Comunicaciones de huella

Las comunicaciones sobre la huella toman en consideración el contexto local o regional relevante para el área donde podrían ocurrir los posibles impactos ambientales, incluidas las etapas de producción, uso y final de vida (ISO 14026:2017)

Figura 7. Comunicación de huella

Debido a la cantidad de huellas que existen sería necesario abordar este asunto de forma más amplía, no obstante, se describen brevemente las más comunes:

  • Huella de Carbono: Expresa la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos de manera directa o indirecta por un producto, organización, individuo o evento. En el caso del producto se normaliza mediante ISO 14067 o PAS2050. En el caso de organizaciones, mediante la ISO 14064, GHG protocol.
  • Huella Hídrica: Cuantifica el volumen de agua dulce consumida, de forma directa e indirecta, para producir bienes o servicios de un individuo, de una comunidad o de una empresa. Se utiliza para realizar mejoras en la gestión de aguas. No está normalizada. Se subdivide en tres tipos:
    • Agua azul: Agua consumida proveniente de aguas superficiales y subterráneas.
    • Agua verde: Es la que proviene de precipitaciones.
    • Agua gris: Se define como la cantidad de agua contaminada vertida en la producción de los bienes o servicios.
  • Huella ambiental: La finalidad de esta huella es medir el impacto de las actividades humanas sobre el planeta, referida a un individuo o una comunidad y a un área geográfica. Este concepto se ha llevado al ámbito de la empresa con la intención de establecer los impactos de productos, servicios y organizaciones. En el año 2011, la UE tomo la iniciativa de unificar las diferentes metodologías existentes en el mercado. Durante la misma, se desarrollaron dos métodos que tienen en cuenta 14 impactos ambientales:
    • La Huella Ambiental de Producto (HAP): Es una medida multicriterio basada en el análisis de ciclo de vida. Mide el comportamiento ambiental de un bien o servicio. Para el caso de los materiales de la construcción, esta figura es análoga a las Declaraciones Ambientales de Producto
    • La Huella Ambiental Corporativa (HAC): Mide el comportamiento ambiental de una organización. Aunque tiene en cuenta el ACV solo mide los impactos ambientales durante un período determinado.
Comunicación de huellas en el sector cerámico

Algunas empresas del sector se han adherido al registro voluntario que el ministerio de transición ecológica ha puesto en marcha. Este registro recoge el cálculo y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de sus actividades; además están obligadas a establecer un plan de reducción.

Como se ha comentado anteriormente, las huellas ambientales de producto de las baldosas cerámicas equivalen a las Declaraciones Ambientales de Producto.

 Enlaces de interés Bibliografía Referencias

ANSI A138.1. (2012). Green Squared American National Standard Specifications For Sustainable Ceramic Tiles, Glass Tiles, And Tile Installation Materials. American National Standards Institute.

Decisión (UE) 2021/476 de la Comisión de 16 de marzo de 2021 por la que se establecen los criterios para la concesión de la etiqueta ecológica de la UE a revestimientos rígidos. Publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea el 22.03.2021. Más información

EN 15804+A2. (2019). Sustainability of construction works — Environmental product declarations – Core rules for the product category of construction products. CEN European Commission.

ISO 14020. (2022). Environmental labels and declarations — General principles (Technical Committee : ISO/TC 207/SC 3 Environmental labelling, Ed.). International Organization for Standardization.

ISO 14021. (2016). Environmental labels and declarations — Self-declared environmental claims (Type II environmental labelling) (Technical Committee : ISO/TC 207/SC 3 Environmental labelling, Ed.; Technical). International Organization for Standardization.

ISO 14024. (2018). Environmental labels and declarations — Type I environmental labelling — Principles and procedures (Technical Committee : ISO/TC 207/SC 3 Environmental labelling, Ed.; 2nd ed.). International Organization for Standardization.

ISO 14025. (2006). Environmental labels and declarations — Type III environmental declarations — Principles and procedures (Technical Committee : ISO/TC 207/SC 3 Environmental labelling, Ed.; 1st ed.). International Organization for Standardization.

Autores

Teresa Ros, Silvia Solsona