Inicio 9 Cerámica 9 Productos competidores 9 Comparativa de Declaraciones Ambientales de Producto

Criterios para la comparativa de DAP

Introducción

Las DAP establecen un marco para la evaluación de edificios con la intención de reconocer aquellos que generan un menor impacto. Una Declaración Ambiental de Producto (DAP o EPD, por sus siglas en inglés), proporcionan información ambiental de un producto cuantificada de un producto o servicio, sobre una base científica y armonizada, obtenida a través de un Análisis de Ciclo de Vida (ACV). Los requisitos que debe cumplir se definen en la norma ISO 14025 y en las Reglas de Categoría de Producto (PCR) específicas.

Asimismo, en el caso de materiales de construcción se tiene en cuenta la Norma Europea UNE-EN 15804+A2 establece las Reglas de categoría de producto básicas para productos de construcción.

Uno de los contenidos de las RCP es acotar las condiciones para que las comparaciones entre productos de construcción se lleven a cabo de forma correcta. Para que la comparativa sea adecuada, además de seguir las RCP descritas en la UNE-EN 15804+A2, es necesario que la comparativa se haga en el mismo contexto de aplicación en el edificio, que las suposiciones, cálculos y en definitiva el estudio sea equivalente y se base en los mismos escenarios

En los siguientes apartados se describe en detalle las condiciones que deben cumplirse para poder comparar dos o más productos a través de sus DAP.

Imagen de freepik

Estudio comparativo

Cuando se realiza un estudio comparativo se deben tener en cuenta los siguientes aspectos y se debe identificar e informar de cualquier diferencia entre los sistemas sobre estos aspectos:

  • Utilizar la misma unidad funcional: asegura que la comparativa se hace sobre una base común, cuantifica las características de desempeño del producto, y es la unidad de referencia para determinar los flujos de entrada y de salida.
  • Considerar el desempeño dentro del contexto del edificio donde se instala el producto;
  • Idéntico alcance, mismos límites del sistema;
  • Equivalencia en el análisis de inventario: calidad de los datos, procedimientos de asignación, reglas de decisión sobre evaluación de entradas y salidas;
  • Misma metodología de evaluación de impacto.

 

A nivel de edificio o inferior, las comparaciones se llevan a cabo para sistemas, componentes o productos ensamblados (en adelante productos), teniendo en cuenta una o varias etapas del ciclo de vida. En estas situaciones, se mantiene la base de comparación como edificio completo, al asegurar que:

  • se cumplen los requisitos funcionales definidos por la legislación o el pliego del cliente;
  • las cantidades y el comportamiento técnico y ambiental de los productos excluidos son los mismos;
  • considera la influencia de los sistemas de producto sobre los aspectos e impactos operacionales de las obras de construcción;
  • los flujos básicos de las propiedades inherentes al material (carbono biogénico, potencial de carbonización o el valor calorífico neto de un material) se consideran completamente, según la norma UNE-EN ISO 14040.

 

Para que sean comprensibles las limitaciones de la comparabilidad, la información debe ser transparente, y se justifican todos los aspectos excluidos. Cuando una DAP no cubre todas las etapas del ciclo de vida o sus hipótesis de un módulo de información declarado no son aplicables en el contexto del edificio, se necesitan estudios adecuados que determinen los aspectos e impactos ambientales de los escenarios específicos para que sean apropiados para el edificio.

Informe de aseveración comparativa

Se entiende como aseveración comparativa una declaración ambiental que revela la equivalencia o mejora de un producto con respecto a otro, el cual, cumple la misma función. Cuando se redacta un informe para una aseveración comparativa se deben contemplar los siguientes requisitos:

  • Calidad de los datos similares o equivalentes (representatividad tecnológica, geográfica y temporal, integridad, coherencia metodológica e incertidumbre);
  • Criterios de exclusión similares o equivalentes;
  • Descripción de la equivalencia de los sistemas que se comparan;
  • Descripción del proceso de revisión crítica;
  • Evaluación de la integridad de la Evaluación de impacto ambiental;
  • Declaración de aceptación internacional de los indicadores y mismo método de evaluación de impacto ambiental;
  • Resultados de análisis de incertidumbre y sensibilidad;
  • Evaluación de la importancia de las diferencias encontradas.
Revisión Crítica

Si se prevé realizar una divulgación al público de la aseveración comparativa, se hará una revisión crítica. La revisión crítica asegura que el estudio ACV se ha hecho de acuerdo a las reglas establecidas. Este tipo de revisión es realizada por individuos o entidades que se han mantenido al margen del estudio en todo momento. Los requerimientos para una revisión crítica y el tipo de revisión a realizar dependerán del destinatario del estudio.

Debe revisarse que los métodos en el ACV son coherentes con la norma UNE-EN ISO 14040; los métodos, en general, son válidos científica y técnicamente; los datos son apropiados y razonables con el objeto de estudio; las interpretaciones reflejan las limitaciones identificadas y el objeto de estudio, y el informe es transparente y coherente.

Autores

Teresa Ros, Silvia Solsona